miércoles, 20 de octubre de 1993

Casas sobre rocas

Veintinueve viviendas sociales en Hornos de Segura


El núcleo de Hornos está construido sobre un promontorio rocoso rodeado y completado por murallas medievales, ambos elementos constituyen el basamento pétreo de este núcleo urbano de la Sierra de Segura en la provincia de Jaén. La vertiente meridional del pueblo comenzaba a presentar en 1988 un desarrollo caótico e irregular debido al crecimiento desordenado de autoconstrucciones que comenzaban a proliferar fuera de un recinto histórico, rico todavía por aquel entonces de arquitectura vernácula.  La necesidad de realizar veintinueve viviendas de protección oficial, destinadas a familias con rentas bajas, constituyó una oportunidad para poder limitar ese crecimiento desordenado y proponer a la vez una arquitectura contemporánea basada en conceptos de la arquitectura popular que habían demostrado, con creces y a lo largo del tiempo, su eficacia porque como decía Cervetelli: la tradición es una innovación conseguida.

El proyecto tiene dos objetivos desde el punto de vista ambiental. Por un lado, la construcción de un nuevo paisaje en el frente meridional de Hornos, núcleo de aspecto estratificado horizontalmente, constituido por blancas y menudas construcciones que cristalizan sobre una base rocosa. Por otro, configurar un elemento de borde o límite urbano que, teniendo en cuenta.la fuerte pendiente en la que se implanta y la morfología existente en el pueblo con manzanas alargadas adaptadas a las curvas de nivel, integrara la nueva edificación en su entorno.

El conjunto de viviendas es un proyecto de tipología residencial colectiva sensible a las características de este lugar con una identidad tan destacada..Las veintinueve viviendas se implantan en la ladera meridional de  Hornos y se asoman al pantano del Tranco, inicio y arranque del valle del Guadalquivir.


El conjunto de viviendas se dispone, como ocurre en el núcleo histórico, en bandas paralelas que siguen las curvas de nivel del terreno y terminan apoyándose en un gran muro de mampostería.que sirve de basamento  Este nuevo muro recrea la imagen de los antiguos muros de piedra que servían para abancalar las laderas y crear lugares de huertas y cultivos, en este caso al situarse en el borde bajo de la intervención sirve para poner límite físico a la actuación conformando un zócalo pétreo que se mide con la pared rocosa colindante, de esta forma queda perfectamente integrado en el paisaje porque además lo construye y define. La disposición de los huecos en las fachadas sobre las que predomina el lleno sobre el vacío, juega un importante papel en la actuación, ya que sin renunciar a un lenguaje contemporáneo también remite a la arquitectura vernácula del lugar.


Los edificios se escalonan sobre tres plataformas a las que dan acceso dos calles paralelas intermedias. La calle inferior está abierta al tráfico de vehículos y la paralela superior es peatonal, ambas se conectán con la trama urbana del pueblo por medio de una tercera vía que, ligeramente sesgada, las comunica. Se diseña un recorrido peatonal alternativo al del tráfico rodado y que enlaza todos los tres niveles de la actuación, ofreciendo una alternativa de paso independiente de los vehículos.

La relación volumétrica de estas viviendas sociales con las edificaciones vecinas del pueblo se realiza por medio de la construcción de dos pequeños volúmenes de viviendas simétricos, que, con su proporción y escala, subrayan la conexión con el núcleo existente.

En las veintinueve viviendas hay tres tipos diferentes de casas. La primera tipología son viviendas unifamiliares organizadas en dúplex, con salón, lavadero y cocina en planta baja, en la planta alta se disponen los tres dormitorios y el baño. La distribución interior se hace de manera que la fachada de las estancias principales estén siempre orientadas al Sur, favoreciendo el soleamiento, la eficiencia energética, además de proporcionarles vistas hacia el magnífico paisaje que se divisa desde todas y cada una de las viviendas. En la orientación Norte se disponen la cocina y el lavadero. La escalera se dispone  perpendicularmente a la fachada y se apoya en el lado ciego de la vivienda. Esta tipología de vivienda cuenta con patios exteriores, a los que se accede desde el salón principal, permitiendo una extensión natural de la vivienda al aire libre y asomarse al paisaje.

Cubriendo la medianera noreste de la parcela aparecen variantes de la tipología del dúplex para adaptarse a las deformaciones del solar pero siempre procurando que todas las viviendas mantengan una orientación Sur. La falta de patio delantero en esta pieza se resuelve introduciendo una terraza superior, dotándo también a estas viviendas de espacios exteriores a cielo abierto.

La segunda tipología se ubica en los dos edificios simetricos situados en la parte más alta de la promoción. Las viviendas de estos dos bloques son algo más pequeñas que los dúplez antes descritos. ya que sólo disponen de dos dormitorios, en cambio poseen un patio perimetral mucho más amplio.

La tercera tipología de viviendas se sitúa en los volúmenes extremos de la promoción, elementos que conforman una torre que ha sido elegido para cerrar volumétricamente todo el conjunto hacia el Oeste. Estas dos torres de tres plantas tienen un sistema distributivo formado por una escalera totalmente abierta al exterior y que pretende ser una continuación de la calle registrando el interior del edificio y rompiendo el límite entre dentro y fuera de la edificación.


En estos bloques extermos se sitúa una sola vivienda en las plantas baja y primera. Estas viviendas tienen cuatro habitaciones cada una, con el salón orientado hacia el Suroeste, lo que permite también un correcto soleamiento y una adecuada eficiencia energética. La escalera da acceso a una galería exterior a traves de la cual se llega a las dos viviendas la última planta que tienen ambas un solo dormitorio y cuya organización interior se articula con un pasillo que partiendo desde la puerta de la casa se dirige directamente hacia el exterior, hacia un balcón que sale del bloque y proyecta las vistas hacia el pantano del Tranco.

El tratamiento, estudio y diseño interior de cada una de las viviendas invitan a mirar el paisaje como si éste fuera parte de lienzos colgados de los muros y, al mismo tiempo, permite que este mismo paisaje fluya hacia el interior, hacia el lugar del habitar; conviertiendo la Arquitectura en algo que cambia con el tiempo, la luz, el uso o la estación del año, como ocurre con la mutación del propio paisaje.

La nueva presencia de las veintinueve viviendas crea un nuevo paisaje, en un ejercicio de integración y de sensibilidad con el entorno que no hubiera sido posible sin un profundo conocimiento de la tradición, la morfología y la tipología de la arquitectura popular. El proyecto pretende poner en valor lo preexistente del lugar con la voluntad de dotar de calidad de espacio, tanto interior como exterior, a unas viviendas sociales que tienen unos requerimientos muy especificos y limitados, tanto de superficies como de recursos económicos, reinterpretando un modo de habitar y reproduciendo la valiosa esencia de la tipología tradicional de la vivienda popular a traves de la arquitectura contemporánea.

Publicado en:

LIBROS:

AA.VV.:  Arquitectura Pública en Andalucia, Obras construidas 1984-1994, Sevilla:
Junta de Andalucía, 1994


REVISTAS:

AA. VV.: Sorpresa segura, en Ronda. Iberia magazine, Madrid: Iberia Línares Aéreas de España, 2003.

AA.VV.: 29 Viviendas de Promoción Pública, en Arquitectos, nº 159, Madrid: Consejo Superior de Arquitectos de España, 2001.

AA.VV.: 29 viviendas de Promoción Pública en Hornos de Segura, en AQ, nº 9, Granada: Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Oriental, 1994

REDAELLI, G.: La casa nella roccia, en Costruire, nº126, Milán: Editrice Abitare Segesta, 1993.


ENLACES:

Registro Andaluz de Arquitectura contemporánea. Consejería de Cultura. Junta de Andalucía
http://www.iaph.es/arquitectura-contemporanea-andalucia/resumen.do?id=252543